Blog del libro Rotating Header Image

Cuatro días de enero, el último policía de Barcelona

cuatro dias de enero

De vez en cuando, leyendo novela negra te llevas sorpresas. Cuatro días de Enero lo es. Es el comienzo de una serie que tiene como protagonista a Miquel Mascarell. Una serie que en principio no iba a ser tal, pero que el éxito de esta primera entrega llevó al autor a continuar con su personaje, que eso sí, no podrá llegar demasiado lejos, porque en este primer libro tiene cincuenta y cinco años y en la segunda tiene ya sesenta y tres, con lo cual difícilmente podrá prolongarse demasiado.

Los libros que componen esta serie son:
Cuatro días de Enero: Ambientada en los últimos días de la Guerra Civil, cuando los nacionales están a punto de entrar en Barcelona.
-Siete días de Julio: Ocho años después y tras haber estado preso y “trabajando” en el Valle de los Caídos, Mascarell regresa a Barcelona.
Cinco días de Octubre: Ha pasado algo más de un año desde el episodio anterior, y la plácida vida de Mascarell va a truncarse con un nuevo caso.

Una sorpresa porque consigue reunir lo mejor de la novela negra en un ambiente muy peculiar, negro y sombrío: la Barcelona de los últimos días de la guerra civil. Una Barcelona que podremos contemplar en las siguientes entregas de la serie en los primeros años de dominio franquista.
El autor es Jordi Sierra i Fabra (Barcelona 1947), del que he de reconocer que llevo cantidad de años detrás de sus lecturas, ya que también ha escrito mucha novela juvenil, además de ser uno de los autores más prolíficos (ha escrito más de trescientos libros) y premiados del panorama literario español, que como dice en el interior del libro llevaba vendidos más de ocho millones de libros y acumula más de dos docenas de premios literarios.
Descubro que Jordi Sierra y Fabra según datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de 2002, está entre los 10 autores más leídos en centros escolares de España son: Gustavo Adolfo Bécquer (53,35%), Miguel Delibes (41,84%), Benito Pérez Galdós (41,13%), Federico García Lorca (28,37%), Pío Baroja (28,37%), Eduardo Mendoza (27,66%), Gabriel García Márquez (25,55%), Jordi Sierra i Fabra (21,28%), Camilo José Cela (17,73%) y Leopoldo Alas “Clarín” (16,31%).

Argumento:

La acción comienza el lunes 23 de Enero de 1939. El día anterior, el Gobierno de la República abandonó Barcelona, dejando la ciudad a merced de las tropas de Franco que se acercaban ya a la ciudad. Van a ser cuatro días hasta que finalmente desfilen triunfalmente por la ciudad los vencedores.
Barcelona en esos días se convierte en una ciudad fantasma, de gentes que huyen camino de la frontera con poco más que lo puesto, de gentes que se esconden, una ciudad hambrienta, con miedo y con la tristeza de la derrota. Una ciudad sin ley.
¿Sin ley? No tanto, que queda el inspector de policía Miquel Mascarell, en una comisaría vacía de la que se han marchado ya todos sus compañeros. El no lo ha hecho porque no quiere abandonar a su mujer Quimeta, que está muriéndose por culpa de un cáncer que la va minando poco a poco entre fuertes dolores.
Por eso sigue allí Miquel Mascarell, el último policía de Barcelona, al que una madre desesperada viene a suplicarle que encuentre a su joven hija desaparecida. Una madre que poco después aparece muerta, aparentemente víctima de un suicidio, pero Mascarell descubre que es un asesinato y decide emplear esos días antes de que entren las tropas franquistas para aclararlo.
Eso le llevará a descubrir un mundo de prostitución de jóvenes cuya única ambición es comer y aspirar a una vida mejor y al regreso de los antiguos fascistas, dispuestos a adueñarse completamente de la ciudad y de las almas que lo habitan.
Me ha encantado este libro. A pesar de no conocer Barcelona, porque junto al inspector Mascarell es la auténtica protagonista de esta novela, con los interminables paseos que el inspector tiene que dar (a la fuerza por no disponer de coche) por ella.

Novela negra, pero al mismo tiempo una gran novela histórica que nos hace presente y nos da a conocer (por lo menos a mí) una ciudad en un tiempo muy concreto: los últimos cuatro días antes de la entrada de las tropas de Franco en ella.

DEJA UN COMENTARIO en “Cuatro días de enero, el último policía de Barcelona”

Deja un comentario