Blog del libro Rotating Header Image

El equilibrio de los tiburones

Autor: Caterina Bonvicini
Editorial: ALFAGUARA
Páginas: 264

Cuando me siento feliz tengo miedo. Cuando sufro tengo miedo. Cuando no siento nada y no tengo miedo de nada, sé con certeza que he perdido el equilibrio.

El universo de Sofia tiene asombrosas semejanzas con el mundo submarino que su padre estudia y filma con temeridad. Las personas que se cruzan en su vida son tan fascinantes e impredecibles como los tiburones: pueden atacar y herir inesperadamente, sobre todo si perciben el miedo.

Caterina Bonvicini ha deslumbrado al público y a la crítica con el retrato de una mujer que lucha por sobrevivir dentro del complejo ecosistema amoroso.

Guiados por su luminosa voz nos sumergimos en los abismos interiores de Sofía, que se parecen inquietantemente a los de todos nosotros.

El equilibrio de los tiburones es un libro que explora con increíble agudeza psicológica la fragilidad de las relaciones y el difícil arte del equilibrio.

2 COMENTARIOS en “El equilibrio de los tiburones”

  1. #1 Bronte
    22 de junio, 2009 a 19:53 pm

    a mí me ha gustado mucho,y eso que como fue un regalo y no un libro escogido no sabía muy bien a lo que me enfrentaba. en algún blog he leído que el final decepcionaba porque era muy burgués. si, tal vez. Pero a mi me parece que a la protagonista sólo le quedaban dos opciones: seguir al fantasma de la madre o darse cuenta que ella es ella misma y ninguno más, ni su marido, ni sus amantes ni las angustias de los otros.

  2. #2 austen
    1 de septiembre, 2010 a 21:06 pm

    La protagonista tiene un poco de cada uno de nosotros. El miedo a la herencia genética y el entorno, cuanto más intentamos no ser como nuestros progenitores mas repetimos sus conportamiento. La eterna lucha por sobrevivier afectivamente, el poner parches afectivos y temporales, un marido , un amante, dos amantes complementarios, y una familia postiza, y un trabajo que nos llene , pero que ocurre cuando tdas estas piezas lejos de encajar , destruyen nuestro equilibrio ?

Deja un comentario